Seguidores

Lecturas

martes, 12 de diciembre de 2017

Crónica concierto Andrés Suárez en Salamanca




Hoy os traemos la crónica de Andrés Suárez, en el que fue un concierto bastante impresionante, diría yo.

El escenario estaba iluminado con pocas luces; dejando un ambiente bastante íntimo, en el que incitaba a sentarse, cerrar los ojos y disfrutar de un precioso momento.

Así fue como Andrés nos hizo disfrutar en el CAEM. Muchos fans se acercaron a disfrutar de un concierto que realmente era incierto. Hay críticas en las que seguidores del cantautor no comparten el cambio de “estilo” en el nuevo disco <<Desde una ventana>> si se le compara con los discos anteriores. Pero no defraudó.





Como no podía ser de otra manera, comenzó una canción a capela; consiguiendo un ambiente único. Siguió cantando Dama que pinta en el sur, Vuelve y Más de un 36.
Comentó la historia de la canción Estrellas.

Cantando a coro el público y Andrés Suárez canciones como No saben de ti, Ahí va la niña y Números cardinales; consiguiendo en esta última que todos se pusieran en pie para sentirla un poco más cerca.

Nos contó que recibía privados, tomándose con humor dichas críticas sobre un concierto con banda y un concierto acústico; haciendo ambos en uno a gusto del consumidor.

El concierto fue muy ameno, con toques cómicos y muchos momentos emocionantes.

El momento íntimo llegó, dejando a un Andrés Suárez con el alma libre y desnuda; tocando con Marino Saiz al violín Voy a volver a quererte, Rosa y Manuel y Serrat 2015 con la participación de María Villalón.

No contento con eso, nos hizo disfrutar con la canción Desamigo; que en el disco comparte voz con Rozalén, Apenas te conozco, el segundo single Ahora ya fue y Que levante la mano entre otras.

El público en las gradas, con un poco de timidez; no lograron abstenerse de bailar la canción Ya fue; terminando con una música folk como si en una taberna irlandesa se tratase.

La banda se marchó y los asistentes no querían quedarse con ese subidón en las venas; así que gritaron con todas sus fuerzas otra y otra, dando golpes en las butacas.


Salió Andrés Suárez al poco rato, pero no al escenario; si no a las gradas. Cantó Tal vez te acuerdes de mi sin micrófono y con guitarra en mano. Todo el auditorio se quedó en pleno silencio, consiguiendo un ambiente mágico e íntimo que puso los pelos de punta.

Acto seguido, salió toda la banda a las gradas y cantaron No te quiero tanto. Volvió el silencio sepulcral y ese momento mágico que no se puede vivir de otra manera que dejando que la música te acaricie el alma.

Después de que el aplauso tan grandioso casi reventase el lugar, subieron al escenario. Andrés cantó Te doy medianoche y al finalizar, comentó que esperaría 17 años a tener una vocalista en el bandón. De repente, Sofi apareció en el escenario como un rayo de luz; cantando con Andrés y en sus brazos Necesitaba un Vals para olvidarte; haciendo que ese momento se congelara, siendo precioso y divertido; ya que la niña le ponía mucho ímpetu a la letra.

El público de pie aplaudiendo a Sofi y al bandón.




Sin que nadie quisiera que acabe el concierto, llegó la penúltima canción 320 días (Hace un año).

Finalizó un gran espectáculo donde reinó la magia, las emociones en las canciones y como si fuésemos una gran familia disfrutando de los pequeños detalles que la vida nos brinda.

Realmente un concierto recomendable 100% en el que repetir no es una opción descartable.




Espero que os haya gustado esta crónica. Como podéis ver, entre clases y clases colaboro en la página de Mis Noches Cabronas en cuanto puedo. No dudéis en echarle un vistazo. A veces hago también fotos en estos eventos, pero esta vez las fotos son de Alberto Carnicero. Podéis encontrarlo en redes sociales. Ojalá os pueda traer más cositas de estas. Un besazo.
¡Nos leemos!
¡Gracias por venir!

1 comentario:

  1. Que bueno la hayas disfrutado, yo no conocía este cantante.

    ResponderEliminar

¡Todo el mundo tiene derecho a dar su opinión sin ser juzgado! ¡Devuelvo comentarios y de paso me alegráis el día! =)